Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

MCC SAN MARTIN - ESCUELA DE DIRIGENTES
Movimiento de Cursillos de Cristiandad - Diócesis de General San Martín - Buenos Aires - Argentina - Para meditar este mes: "Dios en Cristo te Ama"

img
img
14 de Julio, 2011 · TEMAS DE ESCUELA

EL LAICO EN LOS AMBIENTES

Este es el texto del Rollo dado por nuestro hermano Daniel en la Escuela del 1/7/11.

EL LAICO EN LOS AMBIENTES

 Introducción:

         En lo que fuimos viendo en este ciclo informativo, nos hemos referido fundamentalmente a nuestro rol como Dirigentes en el  Movimiento de Cursillos.

        Sin embargo, no podemos ni debemos jamás olvidarnos que el Señor no sólo nos quiere  para hacer bien los Cursillos.

        Sino, fundamentalmente para que con nuestro testimonio y compromiso lo hagamos presente en medio de nuestros ambientes, y del mundo.

        Para que, como lo mencionan nuestros Pastores, Conferencia del Episcopado Latinoamericano; seamos en este Siglo XXI, “Discípulos y Misioneros de Jesucristo, para que nuestros Pueblos, en EL, tengan vida”

         Esta charla, propone llevarnos a descubrir de qué manera podemos conseguir ese objetivo.

        Pretende ubicarnos en el rol de LAICOS, que estamos llamados a desempeñar, tanto en la Pastoral de la Iglesia, como en medio del mundo y de los hombres, mostrando quienes somos los laicos, cuál es nuestra dignidad, cual nuestra responsabilidad, cual nuestro deber, y en qué consiste nuestra vocación y misión, dentro de las realidades en las cuales estamos inmersos.

 Concientes de esta necesidad, hace muchos años atras, los Obispos latinoamericanos, reunidos en el Celam, en Medellín,  ya proponían lo siguiente: "Promuévase con especial énfasis y urgencia, la creación de equipos apostólicos y de Movimientos laicos en los AMBIENTES y estruc­turas funcionales, donde se elabora y decide en gran parte el proceso de liberación y humanización de la sociedad".

 Así definían la imperiosa necesidad de que los fieles laicos tengan intervención.

        Esto fue reiterado a principios de su mandato por nuestro Papa Benedicto XVI:

expresando que los Movimientos laicos son una expresión significativa, porque son esenciales para la constitución divina del Pueblo de Dios.

 

Definición:    

 Definamos la palabra laico:       del griego λαϊκός –laikós, 'alguien del  pueblo'–,

                                                     de la raíz λαός             –laós, 'pueblo'–.

         También se lo puede llamar castellanamente Seglar: que es aquel fiel que no es miembro del clero.

        El redescubrimiento del término 'laico' fue impulsado principalmente en el Concilio Vaticano II, nombrándose laicos a todos los Católicos bautizados que forman la comunidad de fe de la Iglesia pero que no han recibido las Ordenes Clericales.

        O sea que laicos somos todos los miembros de la iglesia Católica que no formamos parte del clero.

         En pocas palabras, Nosotros, los trabajadores de Cristo.

         EL LAICO, ES UN HOMBRE O UNA MUJER QUE SIN SER RELIGIOSO CONSAGRA SU VIDA A CRISTO, TRANSMITIENDO SU PALABRA Y SUS ENSEÑANZAS CON SU EJEMPLO DE VIDA, SU TESTIMONIO Y SU PERSEVERANCIA. CONTINUANDO LA OBRA CREADORA DE DIOS, BUSCANDO LA SANTIDAD PARA EL Y TODOS LOS HOMBRES;

       AMANDO AL OTRO COMO SI EL OTRO FUERA EL MISMO.

      AMANDO AL OTRO COMO SI EL OTRO FUERA CRISTO.

      AMANDO AL OTRO COMO SI EL FUERA CRISTO.

 Introducción sobre las obligaciones del laico:

         Desde el Concilio Vaticano II, se destaca que ser laico en la Iglesia Católica es una auténtica vocación.  El contenido de esta vocación es la santificación de las obligaciones ordinarias del cristiano y, en primer lugar, las familiares.  

        Esta vocación consiste en "iluminar y organizar todos los asuntos temporales a los que están estrechamente vinculados, y se realicen según el espíritu de Jesucristo, y se desarrollen y sean para la gloria del Creador".

        Forma parte de esta vocación el apostolado, cuyo deber es el acercar las almas a Dios.

        "Los laicos ejercen el apostolado con su trabajo para la evangelización y santificación de los hombres, llevándolo a cabo con espíritu evangélico, de forma que su laboriosidad en este aspecto sea un claro testimonio de Cristo y sirva para la salvación de los hombres".

        La Doctrina Social de la Iglesia señala: "Es tarea propia del fiel laico anunciar el Evangelio con el testimonio de una vida ejemplar, enraizada en Cristo y vivida en las realidades temporales..." -  "Los fieles laicos están llamados a cultivar una auténtica espiritualidad laical, que los regenere como hombre y mujeres nuevos, inmersos en el misterio de Dios e incorporados en la sociedad, santos y santificadores"

         Pavada de responsabilidad, ¿no les parece? 

Como en los comienzos los discípulos de Jesús tuvieron la responsabilidad de proseguir con su obra, hoy nosotros como laicos comprometidos tenemos la misma responsabilidad.

Llevar su palabra de salvación anunciando “La Buena Noticia”

para la santificación del mundo

 Formación como laicos: (deber u obligación)

         Para poder enfrentar esta difícil, pero gratificante tarea, el laico tiene la obligación de una constante formación, y el deber de estar preparado para los constantes cambios de rumbo en la sociedad. 

        Al formarnos, reforzamos y reformamos los criterios que sustentan y conforman nuestra vida Cristiana, y nos lleva a actuar con plena responsabilidad, en todas las estructuras temporales en que estamos viviendo. 

        Esta formación hace redescubrir nuestra propia vocación como fieles laicos.

Vocación y misión personal que define la dignidad y la responsabilidad de cada uno.

La formación constante, es un deber y a su ves una obligación como Cristianos que somos. 

Porque formándonos podemos intervenir y opinar en cuestiones de la Iglesia.

Por lo tanto, el estado laical, es uno de los estados en que el cristiano puede ejercer su misión dentro de la iglesia.  Llegando a la comunidad con el mensaje, como alguien del pueblo.  El laico es aquella persona bautizada, perteneciente a la Iglesia, que no ha recibido el sacramento del Orden Sacerdotal, ni hizo votos dentro de alguna comunidad religiosa, y así puede y debe por su formación Cristiana, llevar el mensaje esperanzador a los hermanos de su propio ambiente, con su ejemplo de vida.

 Juan Pablo II, en CHRISTIFIDELES LAICI   nos dice:

 Hoy cada vez más urgente es la formación doctrinal nuestra, no sólo por el crecimiento propio en la fe, sino también por la exigencia de «ser razón de la esperanza», frente al mundo y sus graves problemas.

 Responsabilidad como laicos:

         El ser laicos nos da muchas satisfacciones personales, pero también nos trae muchas responsabilidades que debemos afrontar.

        Por nuestra condición bautismal estamos llamados a colaborar activa y responsablemente en la misión de la Iglesia de Jesús.

 La primera y principal: es el transmitir el mensaje de Cristo

 El Código de Derecho Canónico, nos dice: (en el punto 225 § 1):

“Puesto que, en virtud del bautismo y de la confirmación, los laicos, como todos los demás fieles, están destinados por Dios al apostolado, tienen la obligación general, y gozan del derecho tanto personal como asociadamente, de trabajar para que el mensaje divino de salvación sea conocido y recibido por todos los hombres en todo el mundo; obligación que les apremia todavía más en aquellas circunstancias en las que sólo a través de ellos pueden los hombres oír el Evangelio y conocer a Jesucristo”.

 Juan Pablo II; nos señaló las líneas fundamentales de la misión del cristiano en la sociedad y en la Iglesia, como apostolado misionero.  Él nos dijo que:

    “Los laicos, en cuanto cristianos, están comprometidos a realizar un apostolado misionero.  Sus competencias específicas en las diversas actividades humanas son, en primer lugar, un instrumento que Dios les ha confiado para hacer que el anuncio de Cristo llegue a las personas, modele las comunidades e incida profundamente mediante el testimonio de los valores evangélicos en la sociedad y en la cultura".

 También en el Catecismo de la Iglesia Católica, (tema LOS FIELES LAICOS, números, 897 a 913. Entre ellos el 907) nos recuerda que:   LOS FIELES LAICOS  “Tienen el derecho y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestarla a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres y la reverencia hacia los pastores, habida cuenta de la unidad común y de la dignidad de las personas” (CIC can.212,3).

 Queridos hermanos los Laicos, como discípulos de Jesús en el mundo estamos llamados a:

         Anunciar el amor de Dios a la humanidad, especialmente su amor por los que sufren toda clase de marginación y opresión.   

        La palabra y la acción del laico en el mundo ya sea en su compromiso intrafamiliar, en el mundo laboral, en la sociedad civil o en medio de la militancia política, debe transparentar el rostro misericordioso de Dios, que ama a todos sus hijos.

         Llamados a profundizar en una espiritualidad que nos lleve al encuentro con Dios en las realidades del mundo.

        Una espiritualidad que nos saque del paradigma espiritual, para sustentar una espiritualidad cristiana de presencia y acción en el corazón del mundo.

En definitiva, debemos procurar una espiritualidad laical de compromiso profético en el mundo y que sustente como nota característica el Cristocentrismo y una actitud constante de escucha del Espíritu de Dios.

        Una espiritualidad que nos haga capaces de vivir bajo el impulso del Espíritu, con gran creatividad y libertad.

         Llamados a encontrar un lenguaje mas apropiado para hablar de Dios al hombre del siglo XXI.

      Un lenguaje que no esté marcado sobre todo por un aprendizaje intelectual o catequístico repetido a través de formulas, que poco o nada tienen a veces que ver con la experiencia cotidiana del hombre y la mujer de hoy.

        Por el contrario, nuestro lenguaje debe ser comprensible, atractivo y convincente para nuestros contemporáneos.

        Un lenguaje sobre Dios adaptado a las nuevas y diversas realidades.  Un lenguaje en definitiva testimonial, que nos permita anunciar el evangelio como una palabra fraterna y solidaria.

       Llamados a anunciar activamente, que el compromiso de la construcción de la paz y la justicia, pertenece al núcleo de la proclamación del Evangelio.

        Es un hecho que, si no hay liberación de las situaciones violentas que oprimen a los hombres y a la naturaleza, no se anuncia la Buena Noticia.

        Jesús no vino a instituir o reemplazar una religión, sino que vino a develarnos el proyecto amoroso de Dios, para todos los hombres y mujeres que han compartido y comparten con nosotros este mundo en común, que es la tierra.

         Llamados a evitar el mostrarnos como el centro de las religiones.

        Y de esta manera que nuestro discurso, se convierta en amenaza u ofensa para otros hermanos, que comparten con nosotros el espacio en que vivimos.

        Nuestra acción en el mundo, no puede olvidar que el camino de la paz mundial pasa por el dialogo entre las religiones.

       Llamados a ser capaces de generar un movimiento formativo en vistas a la acción laical.

        Un proceso formativo hacia el interior de las comunidades cristianas, que lleve a superar el inmovilismo o la indiferencia de muchos cristianos.

        En este sentido, por un lado, todo laico debe sentirse responsable de su formación en la

Doctrina Social de la Iglesia, en los grandes temas de la moral y de la teología, para que su

experiencia de vida se nutra de la riqueza del Evangelio.

      No basta formarse para los sacramentos o el ejercicio de un ministerio, se hace urgente

organizar canales de formación adecuados para la acción laical en el mundo.

        Nosotros como Movimiento de Cursillos, movimiento netamente de raíces laicales, para lograr la cristianización de los ambientes y las estructuras, estamos llamado a localizar dentro de los ambientes a los "hombres vértebras", a los "hombres-ejes", a los "lideres", a los "locomotoras”, suscitando en ellos anhelos de valores superiores y trascendentes, encarnizándolos con la Buena Noticia del Evangelio, y propiciando en ellos una integración en las comunida­des, que asegure el desarrollo de su "conversión inicial" en el Cursillo, y les ayude a influir en sus ambientes, cristianamente apoyados unos en otros.

 Posibles impedimentos:

         Puede haber impedimentos para realizar nuestra tarea como laicos, pero ninguno insalvable.  El impedimento mayor y que no tiene salvación, somos nosotros mismos.  Cuando con nuestra soberbia, con nuestro egoísmo, negamos nuestro crecimiento y el de los demás.  Así nos alejamos de la posibilidad de ser laicos evangelizadores.

 Conclusión:

         Viendo a la Iglesia como cristianos que la aman, y que aman al mundo en que están inmersos, como cristianos que nos hemos comprometido en la evangelización, como cristianos que hemos hecho nuestra opción a través del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, cuya finalidad última es “fermentar de evangelio los ambientes” podemos decir que hoy mas que nunca ante la falta de vocaciones sacerdotales y por ende la falta de sacerdotes, nosotros los laicos tenemos un compromiso aun mayor para mantener vivo este movimiento de la iglesia Cristiana.

         Debemos proceder siendo laicos comprometidos con nuestros Ambientes, mostrando día a día con nuestra forma de proceder, con nuestra vida misma, a un Cristo vivo. 

        A un Cristo comprometido con su pueblo, que esta entre nosotros, que

deja que tengamos un encuentro personal con Él en la Eucaristía.

        A un Cristo que nos  mira en todo instante. Y con esa mirada quiere arrancar de nuestros corazones una actitud sincera de arrepentimiento y generosidad. Nos invita a aprender a mirarnos en sus ojos y a responder a las miradas que El, ahora nos dirige, desde el Sagrario.

         El laico Cristiano del siglo XXI debe ser un hombre o una mujer que habiendo tenido un encuentro personal con Cristo, el cual le cambió la vida, un convertido, no un católico por tradición, por familia o por colegio solamente.

         Será un hombre o una mujer que de testimonio de que ama, que vive el amor, en el trato de persona a persona y en grupos, que quiere a todos por igual.

         Una persona solidaria con todos los seres humanos, especialmente con los que más sufren, sin excluir a nadie, sin sectarismos, exclusivismos, fobias u odios a tal o cual grupo humano.

         Debe hacer que nuestra Iglesia, ante su propia conciencia y ante la sociedad, clarifique su actitud frente a todos los que buscan a Dios o sienten haberlo encontrado, incluso fuera de la Iglesia católica y aun del cristianismo.

         Como laicos debemos hacer sentir que tenemos plena conciencia de estar en la verdad, pero que conocemos también nuestras deficiencias e insuficiencias humanas,  y explicarlas, no para justificarlas, sino para que se vea nuestra sinceridad en la búsqueda del bien.

         Convivir en paz, en vez de competir, a la defensiva o a la ofensiva, sentirnos hermanos, estimularnos mutuamente, apoyarnos los unos a los otros. Cuanto más santos y más humildes seamos, mejor nos entenderemos y más nos acercaremos, acompañándonos los unos a los otros hacia Cristo.


Estamos atravesando una época muy distinta a las anteriores, hoy más que nunca

es preciso el ejemplo de los laicos en el mundo, laicos cristianos que, ya desde el bautismo, estamos

llamados al apostolado. Un apostolado de amistad y confidencia, fieles al espíritu cristiano y  a la

hombría de bien.

 “Hermanos no nos olvidemos nunca que somos laicos al servicio de Cristo”.

¡De Colores!


Daniel Valveson

CH74

publicado por mccsanmartin a las 23:08 · Sin comentarios  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.Sobre mí
FOTO

COMISIÓN DE ESCUELA

La Comisión de Escuela está integrada por:





Liliana Merlo (coordinadora)
Cristina Alfaro
Ana Valveson
Nancy Vila
Teresa Koroluk
Walter Merlo (nexo)

MCC de San Martín
movsanmartin@yahoo.com.ar

Boletin DE COLORES
comboletin@yahoo.com.ar

» Ver perfil

img
.Al margen
¡Bienvenido al Blog del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de San Martín!
Querido Hermano/a, en este sitio encontrarás un vínculo con aquellos que, como tú, han compartido la hermosa experiencia de un Cursillo de Cristiandad.
Disfrútalo, vierte tus opiniones, comparte tu vida y tus experiencias de vivir el Cuarto Día en la Gracia de Dios.
Sabiendo que Cristo cuenta contigo y tú con su Gracia.
De Colores

Comisión de Escuela
MCC San Martín
img
.Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» AGENDA (36)
» BIBLIOTECA (5)
» GENERAL (26)
» TEMAS DE ESCUELA (14)
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» GRUPO LATINOAMERICANO DEL MCC
» Centro Nacional de Cursillos-USA
» EDITORIAL DE COLORES
» FACEBOOK DEL MOVIMIENTO DE CURSILLOS DE SAN MARTIN
img
.Más leídos
» ACTITUDES DEL DIRIGENTE DEL MCC
» CURSILLO 86 DE MUJERES - FOTO
» EDUCAR ES DIFICIL, POSIBLE Y BELLO
» EL CURSILLO POR DENTRO - Graciela Barrucand
» EL LAICO EN LOS AMBIENTES
» ESCUELA DE DIRIGENTES- Centro Nacional de Cursillos USA
» LA FORMACION METODOLOGICA
» LA PEDAGOGÍA DEL CAMINO - Fray Antonio Saraceno OFMC
» Lo Fundamental Cristiano
» PARA CAMINAR EN CURSILLOS DE CRISTIANDAD-CARLOS MÁNTICA
img
.Se comenta...
» EL CURSILLO POR DENTRO - Graciela Barrucand
12 Comentarios: Daniela, sonia cáceres, Guillermo Urbano Betancourt, [...] ...
» ESCUELA 6/9. SEGUIMOS DESGRANADO EL TEMA FORMACION
7 Comentarios: Yolanda Rosales, escuela infantil en torrejon de ardoz, academia de ingles, [...] ...
» PARA CAMINAR EN CURSILLOS DE CRISTIANDAD-CARLOS MÁNTICA
10 Comentarios: maria sack, maria sack, leandro walter, [...] ...
» ESCUELA DE DIRIGENTES- Centro Nacional de Cursillos USA
2 Comentarios: Marco Moscoso Gamarra, Ana Escalera de Berríos
» ESCUELA 3 DE MAYO DE 2013
1 Comentario: Nora
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad